Publicado el Deja un comentario

La sustentabilidad en todos los ámbitos

¿Qué significa ser sustentable?

Cuando escuchamos la palabra “sustentabilidad”, se nos viene a la cabeza distintos conceptos e imágenes: por ejemplo, reutilizar, reciclar, cuidar el medio ambiente, entre muchas otras de la misma índole. 

Pero ser sustentable significa mucho más que solo la ecología. Tiene que ver con el ahorro y cuidado en todos los ámbitos de nuestra vida: tanto a nivel medioambiental, como personal.

Y por lo mismo, en Dry Club nos comprometemos tanto con el medio ambiente, como también con todas las familias que componen a nuestra comunidad.

Nuestros compromisos con el medio ambiente

En distintas publicaciones realizadas en nuestras redes sociales, hemos compartido el mensaje de que los pañales de un solo uso contaminantes se demoran 400 años en degradarse, a diferencia de los nuestros, que demoran entre 3-5 años.

Si bien creemos que este dato tiene la suficiente fuerza para impactar a nuestra comunidad y dar a conocer la importancia de considerar opciones mucho más ecológicas a la hora de comprar pañales, también es importante considerar otros factores al momento de contestar la pregunta ¿cuál es el impacto de los pañales en el medio ambiente?

Por ejemplo, la superficie de los pañales está compuesta por plásticos que vienen de la producción de petróleo, que como muchos sabemos, eleva la huella de carbono al utilizar una gran parte de los recursos medioambientales.

Un bebé usa aproximadamente 6 pañales diarios.

En promedio, los bebés usan pañales hasta los 2 años y medio.

Esto se traduce en aproximadamente 5.400 pañales, lo que significa más de una tonelada de residuos por bebé.

También debemos recordar que los plásticos y en general las sustancias sintéticas no solo son dañinas para el medio ambiente, sino que también tienen efectos nocivos en las pieles de nuestros bebés. 

¿Qué sustancias tóxicas se pueden encontrar en los pañales de un solo uso contaminantes? 

  • Cloro y Dioxinas: La mayoría de los pañales se blanquean con cloro, que emite pequeñas partículas tóxicas llamadas Dioxinas. Estas partículas pueden afectar el sistema hormonal e inmunitario en la medida en que nuestras pieles se encuentran más expuestas a ellas.
  • Fragancias: Una gran cantidad de pañales contaminantes tienen incorporadas fragancias que esconden los olores de nuestros bebés. El problema de esto es que muchos de los ingredientes que componen estas fragancias son desconocidos, y pueden producir irritaciones en las pieles de nuestros bebés.
  • Ftalaftatos: Estos son químicos empleados en la producción de plástico, que son utilizados en la capa interior y exterior de los pañales. Estos químicos son disruptores hormonales, eso quiere decir que alteran los mecanismos hormonales naturales de las personas, que en algunos casos se traduce en: desórdenes metabólicos, enfermedades neurológicas, entre otras más.

¿Y qué caracteriza nuestros pañales?

En primer lugar, ninguno de nuestros pañales es blanqueado con cloro ni tiene fragancias, ya que estos químicos impiden los procesos de degradación natural.

Ya que están hechos con productos naturales, como fibras de bambú y papeles absorbentes, son completamente hipoalergénicos!

También nos preocupamos por los mecanismos de producción de nuestros pañales, y por lo mismo, trabajamos con pañales que tengan certificación ecológica Sustainable Forest Initiative (SFI). Esto quiere decir que todos los productos derivados de madera y papel que utilizan, provienen de bosques manejados de forma sustentable.

Nuestros compromisos con las familias de Dry Club

Dentro de los significados de la sustentabilidad, se encuentra la palabra “equilibrio”. Esta es una palabra transversal a nuestro medio ambiente y a los procesos de crianza de los niños y niñas.

La sustentabilidad apela a que hay una cierta cantidad de recursos limitados que debemos cuidar y utilizar de forma óptima: en otras palabras, encontrar el equilibrio para evitar la sobre explotación.

Pensemos ahora en el cuidado y crianza de un niño o niña: las largas noches sin dormir, el desorden de la casa, los mil y un peligros a los cuales nuestros pequeños están expuestos, y la constante preocupación de si los estamos criando de la forma más óptima.

La crianza y cuidado de un niño o niña también consume grandes cantidades de nuestras energías, y si no sabemos encontrar un equilibrio, podemos fácilmente encontrarnos en uno de los extremos dañinos, afectando no solo nuestro bienestar como personas, sino también a nuestros pequeños.

En el libro de “Mamá Sustentable” de Sonia Castro, se habla sobre esta imagen de “Súper Mamá” a la que muchos y muchas estamos expuestos: esta mamá o papá que logra hacer todo de forma perfecta. Pero la perfección también es una forma de sobre explotarnos, porque ¿cuándo logramos la perfección?

Retomemos el concepto de “equilibrio” y comparémoslo con el de “perfección”. Necesariamente, si tratamos de ser perfectos o perfectas, estaremos dejando “algo” de lado para lograrlo, y la mayoría de las veces ese “algo” somos nosotros y nosotras. Dejamos de lado nuestras necesidades, intereses y preocupaciones por un “estilo de crianza perfecto”, pero lo que no vemos es que, en la medida en que dejamos de cuidarnos, estamos perjudicando a nuestros niños.

Equiparemos esta situación con la producción de pañales: si nos enfocamos únicamente en producir pañales en masa súper absorbentes para venderle a las familias, y no nos preocupamos por los residuos que estamos generando, terminaremos 1. produciendo pañales súper tóxicos por la cantidad de material químico que requiere, afectando la salud de nuestros niños, y 2. estaremos dejándoles un mundo inhabitable.

Un estilo de vida sustentable, implica también cuidarse a sí mismo y saber cómo equilibrar las propias energías: en vez de aspirar a ser mamás y papás perfectos, elijamos ser mamás y papás “lo suficientemente buenos”. Esto significa saber poner nuestro afecto y energías tanto en nuestros niños, como en nosotros: saber cuando nos sentimos sobrepasados, perdonarnos, saber qué cosas esperar y qué no.

Por lo mismo, en Dry Club creemos que, una forma de promover familias 100% sustentables, implica no solo proporcionarles un acceso rápido a pañales biodegradables con un menor impacto medioambiental, sino también poder facilitar el acceso a información de calidad y espacios de contención, donde podamos poner en práctica estilos de vida sustentable.

Por un lado, está este Blog Familiar, que busca acercar a las familias a información sobre los procesos de aprendizaje de sus niños y niñas respectivos a sus edades, con materiales y actividades de fácil acceso.

Piensen todo el tiempo que ahorrarán para informarse! Tener información a la mano no solo nos permite tomar mejores decisiones, sino también poder utilizar el tiempo restante para estar con nuestros niños y niñas.

Por otro lado, está el Foro Familiar, que busca ser un espacio de distensión, donde las familias puedan leer las experiencias del resto, validar sus emociones y desafíos que están viviendo, y poder sentirse acompañadas en este camino que están recorriendo.

Un estilo de vida sustentable es uno donde podemos reconocer nuestros propios límites, validamos nuestros estados emocionales, y podemos trabajar sobre ellos para cuidar de nosotros mismos, volviéndonos más capaces para cuidar a nuestros niños y niñas.

En Dry Club, creemos que la sustentabilidad se da en todos los ámbitos de la vida, y por lo mismo, nuestro compromiso es tanto con el medio ambiente, como con las familias que componen nuestra comunidad.

hola