La importancia de la estimulación

¿Cómo se desarrolla el cerebro de un pequeño?

La primera infancia es la etapa más importante para el desarrollo de los seres humanos. Esto es porque el cerebro se encuentra en su punto más óptimo para crecer y madurar, por lo que se ve sumamente afectado por las distintas experiencia, sean positivas o negativas.

Uno pensaría que al mes de vida, los bebés no reconocen o perciben lo que ocurre a su alrededor, ya que son muy pequeños para entender lo que está sucediendo. En realidad, a partir de cada experiencia que tengan los bebés, sea pequeña o grande, la ruta de su desarrollo se verá alterada.

¿Y de dónde provienen las primeras experiencias que tienen los bebés?

¡De la familia!

Cada familia tiene su presupuesto, su entorno social, sus redes de apoyo, entre muchas otras cosas más. Acá no se niega que el entorno físico puede incidir positiva o negativamente en el desarrollo infantil, pero queremos realzar la importancia del entorno afectivo que podemos crear para propiciar al máximo el desarrollo de los niños y niñas.

El vínculo y lazo emocional que se crea entre una mamá, papá o algún familiar con el bebé, no depende de la cantidad de juguetes o materiales que uno pueda comprar, sino que es la creación de una base amorosa desde donde el bebé se parará en el futuro.

Esta base es responsable del autoestima, autoconfianza, capacidad de resolución de problemas, conducta social, entre muchas otras habilidades para el futuro de un niñ@.

Y… ¿Cómo puede repercutir un entorno de amor en el desarrollo de los niños?

¡Te dejamos invitado o invitada a revisar nuestros materiales informativos para saber más! Puedes descargarlos.